Calderas de gas natural Características y Tipos

Calderas de gas natural

Una caldera de gas es simplemente un recipiente o almacén que tiene el fin de calentar el agua, siendo su combustible el gas, pudiendo ser también gas natural, propano o incluso butano. En otras palabras es una caldera que quema gas para así calentar el agua y de echo es considerada como una de las calderas menos costosas.

En este artículo les contaremos específicamente acerca de las calderas de gas natural; primeramente conozcamos sus características generales.

Características generales

La potencia: es la capacidad que tiene el aparato de producir agua caliente, es decir que mientras más grande sea la casa, más habitaciones y baños tenga, se deberá necesitar una caldera con mayor potencia. Las calderas de gas natural calientan rápidamente con un funcionamiento bastante simple.

Las dimensiones: Comúnmente las calderas ya vienen con medidas estándar, pero eso no quita la posibilidad de que esto varíe. Este modelo de caldera normalmente ocupa muy poco espacio, haciéndola cómoda y de fácil instalación. 

Caudal del agua: con esto nos referimos a la cantidad de agua que puede soportar la caldera para calentarla en un tiempo determinado. La mayoría de modelos de calderas de gas natural soportan una buena cantidad y son bastantes rápidas al calentar la misma, así como también sucede con la calefacción.

Rendimiento: se trata de la cantidad de energía que requiere invertir la caldera de gas para calentar el agua y la calefacción, entonces mientras mayor sea el rendimiento de la caldera menos combustible será necesario. Las calderas de gas natural por su sistema de combustión, aprovecha de todo el calor del combustible colocado (gas natural o gas ciudad) logrando así obtener un rendimiento próximo del 100%.

El mantenimiento y limpieza: siendo una limpieza general, no requiere un gran proceso, pero la mayoría de las calderas de gas natural necesitan una revisión y limpieza anual, para evitar que se queden estancadas o que tengan alguna avería; además, también puede prevenir complicaciones de seguridad y accidentes. Estas revisiones y mantenimientos se deben hacer por empresas certificadas o por un profesional con experiencia. En el caso de que la caldera use como combustible el gas butano, la revisión debería ser cada 4 años.

Calderas de gas natural

Tipos de calderas de gas natural

Podemos encontrar 4 diferentes tipos de calderas de gas natural, estas te las mencionaremos a continuación:

Calderas de gas de Estancas

Son consideradas una de las calderas de gas natural más seguras, puesto que los gases, resultados de la combustión, no tienen ningún tipo de contacto con el aire exterior; esto es gracias a que la cámara de combustión de esta caldera es sellada y permite que no absorba el aire de nuestras viviendas.

Calderas de gas bajo en NOx

Son muy parecidas a las calderas estancas solo que tienen una diferencia fundamental; esta diferencia es que posee un sistema particular que reduce la emisión de NOx (óxido de nitrógeno) el cual se produce en la combustión, de ahí el origen de su nombre.

Calderas de gas Atmosféricas

Este modelo de calderas es todo lo contrario a la caldera de gas natural estanca, ya que la cámara de combustión se encuentra abierta. En esta el aire que se utiliza en el quemador para el proceso de combustión se toma de la misma zona en donde está ubicada la caldera.

Este es el tipo de caldera de gas que más contamina y es menos eficiente que una caldera estanca, ya que además, una parte de los gases que se producen por el proceso de combustión queda en el aire de la vivienda.

Calderas de gas de condensación

Las calderas de gas de condensación son también calderas estancas, o sea que son de cámara cerrada, pero con la ventaja de que reutilizan la energía que se forma por el vapor de agua en el proceso de combustión de gas. Esta tiene un rendimiento del 100%, lo que ayuda en el ahorro de energía y en el ahorro de costes, además de que mejorar considerablemente la producción de agua caliente y/o los sistemas de la calefacción.

Funcionamiento de estas calderas

Las calderas de gas natural contienen un depósito que comúnmente se fabrica de metal, donde al quemar el gas, el agua se calienta y se expulsa fuera del depósito. Dicha agua calentada luego será utilizada para otras diferentes técnicas de calefacción.

El gas que se utiliza para el proceso es claramente gas natural o conocido también como gas ciudad.

Hay un proceso que se conoce como “la purga de radiadores” que se le debe realizar a la caldera de gas natural de vez en cuando antes de que llegue la temporada de invierno para así asegurar que está funcionando bien el sistema y para confirmar que el agua corra bien por las tuberías, sin que tenga burbujas de aire para que no reduzca el potencial de la caldera.

Ventajas las calderas de gas natural

El precio: Es verdad que es una mejor opción una caldera que brinde un buen rendimiento energético aunque estas sean más costosas, sin embargo, las calderas de gas natural ofrecen una buena relación calidad-precio.

Vida útil: La vida útil de estas calderas suele ser más elevada que la vida de la de otras calefacciones. Es un beneficio que nos acompañará por muchos años.

El espacio y la comodidad: Este modelo de caldera no ocupa mucho espacio, además de que se puede programar a la temperatura deseada de manera sencilla mediante un termostato, sabiendo que este calentará bastante rápido.

Poca contaminación: El gas natural no emite residuos contaminantes, por lo que si le preocupa el daño que existe hacia el medio ambiente, este tipo de caldera sería la mejor opción.

Calderas de gas natural

Una vez leído todo esto, podemos concluir con que este tipo de caldera es una buena opción a la hora de elegir una caldera para nuestro hogar, puesto que ahorra tanto dinero, como energía y combustible, además de que cuenta con procesos de combustión que no afecta ni daña al medio ambiente. También, debido a su larga vida útil es muy recomendable optar por las calderas de gas natural, ya que simplemente basta con una revisión y limpieza anual para que esta dure varios años y así podamos disfrutar de ella un por buen tiempo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*